Método Feldenkrais® y Kinefilaxia

Captura de pantalla 2017-07-09 a las 18.28.36Patricia Bustos Roa

Soy kinesióloga e instructora de Método Feldenkrais® . Durante muchos años ejercí mi profesión de kinesióloga en el rol asistencialista que desempeñamos en general los profesionales de la salud, aunque el rol de la kinesiterapia dentro del equipo de salud  es lo más cercano a una labor educativa y por tanto preventiva en los pacientes, puesto que desarrollamos una relación de mayor cercanía.

Durante mi ejercicio profesional en el area de la posturología pude constatar la importancia de la postura ( hablamos de “actura” en el Método Feldenkrais® ) y de los hábitos de movimiento en la genesis de las dolencias y patologías músculo-esqueléticas. De aquí surge mi interés por la kinefilaxia que no ha sido desarrollada en nuestro país.

Comienzo por definir el concepto: viene de profilaxis que consiste en un conjunto de medidas para evitar la aparición de la enfermedad, forma parte de la medicina preventiva cuyo objetivo es disminuir la probabilidad de aparición de enfermedades, así como promover la salud. Un rol importante en la prevención corresponde a la educación de la población, rol que suele desempeñar la salud pública.

La kinefilaxia, por lo tanto, es la prevención y el mejoramiento de la movilidad y las consecuencias que el movimiento y, en general, las actividades humanas provocan; se trata de detectar las alteraciones acturales  y consecuentes  dolencias  músculo esquéléticas antes que aparezcan y tratarlas por medio de la reeducación del movimiento

En general las prácticas de salud suelen ser asistenciales. En efecto, acudimos al especialista cuando enfermamos y esto se debe a que desatendemos o a que no sabemos escuchar las señales que nos envía nuestro cuerpo: esa molestia en el cuello, entre los hombros, ese dolor de cabeza, dificultad para estar sentado o de pie, etc.

Conocer y vivenciar el cuerpo en movimiento es el gran beneficio que nos proporciona la Educación Somática -en mi caso la Eutonía y el Metodo Feldenkrais® han sido dos importantes recursos – para hacernos conscientes, responsables y partícipes de nuestra salud al reconocer aquellas señales que nos envía nuestro organismo cuando, producto del mal uso de nosotros mismos, adoptamos hábitos y posturas de trabajo dañinos. Aquello que comenzó como una molestia o cansancio se transforma luego en una retracción muscular, la que luego compensaremos con una sobrecarga en otra zona de nuestro cuerpo, apareciendo más tarde un inexplicable dolor en otro lado . Comienza entonces  el círculo DOLOR- TENSIÓN -DOLOR

En mi ejercicio profesional pude constatar que, en general, en la organización postural de las personas, esta la genesis de los diversos problemas motores causantes de la mayoría de las dolencias y deterioro músculo esqueléticos, así como de la manera en que envejecemos.

Hoy, como instructora de Método Feldenkrais® , mi enfoque de trabajo permanece en la kinesiterapia, pero el Método la enriquece, puesto que me ha  permitido un acercamiento a las situaciones de dolor músculo esquelético desde un enfoque corporal somático en que son importantes el gesto, la actura, las sensaciones. “Nuestra autoimagen consiste en los cuatro componentes que intervienen en toda acción : movimiento, sensación, sentimiento y pensamiento” (Moshe Feldenkrais).

En la base de este enfoque se encuentra la finalidad de recuperar las sensaciones del cuerpo en movimiento para alcanzar un estado de armonía a través de la relajación. Se trata de recuperar  la capacidad de mejorar la calidad del movimiento a partir del incremento de la consciencia completando nuestra autoimagen y recuperando la alegría en el  pensar, sentir y actuar .

A partir de lo señalado, entendemos el importante rol de la kinefilaxia: detectar alteraciones posturales, evaluar la actura, adoptar medidas ergonómicas para intervenir en situaciones laborales, también en las actividades de los niños facilitando juegos que les permitan desarrollar habilidades motoras, realizar actividades de relajación y de conciencia corporal.

El Método Feldenkrais®  es un método de reeducación neuromotora con una amplia base científica que lo respalda, es una pedagogía en que se guia al alumn@ para explorar y descubrir su proceso de recuperación. No se enseña lo “correcto”, sino que se entregan opciones para aumentar el repertorio de posibilidades motrices, entonces el sistema nervioso se reorganiza para, a su vez, reorganizar el movimiento.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s