Conciencia y Autoconciencia en el Método Feldenkrais®

concienci.jpg

Patricia Bustos Roa

La palabra Conciencia viene del Latín cum scientia (que traduce exactamente al griego) y significa “con conocimiento”. Existen muchas acepciones para ella, pero entenderemos aquí la capacidad  de los sistemas vivos para comprender y regular su comportamiento basado en la retroalimentación que produce su actuación e interrelación en el medio

Permite mantener la comunicación entre el mundo interno y externo,  estar alerta respecto a lo que sucede en nuestro alrededor y cómo nos impresiona; se trata, pues, de nuestra capacidad de percibir la realidad, de estar presentes y de inter-actuar con los estímulos recibidos. En este sentido, tiene que ver con el estado de alerta.

Tambien hablamos de Conciencia en relación con el sentido del deber (ética), y en este caso hablamos de conciencia moral.

Continuar leyendo “Conciencia y Autoconciencia en el Método Feldenkrais®”

Aprender a moverse con mayor satisfacción y eficacia

christa

 Charla dictada por Christa Lutter (Feldenkrais Practitioner) en Enero de 2012 en el Centro Cultural La Reina, Santiago de Chile

Traducción desde el francés: Patricia Bustos Roa

Segunda parte: Aprender a moverse con mayor satisfacción y eficacia

En general no estamos acostumbrados a sentirnos (percibirnos) sino de manera dolorosa. El dolor en general sirve como alarma, nos indica que algo anda mal. Pero el sentido de alarma nos hace falta: mientras no llegamos a un estado del dolor crónico –que asociamos muchas veces con “la edad”-, vivimos muy bien con dolores periódicos, por ejemplo la nuca rígida (la tortícolis pasa), el dolor de la espalda (el lumbago pasa también, pero se repite cada vez con mayor frecuencia).

Estamos tan acostumbrados a ponernos rígidos y superar esos dolores para enfrentar la vida (¿en lugar de vivirla?), que no nos damos cuenta de que nuestro cuerpo se mueve cada vez más en bloque y entonces nos sentimos como un bloque. En ese momento decimos: “estoy bloqueado…”, y por un lado tenemos razón, porque necesitamos fuerza y rigidez en situaciones específicas, también para protegernos –además un comportamiento homogéneo es indispensable para cada acción. Y si, por lo demás, pasáramos todo nuestro tiempo sintiendo cada detalle de nuestro cuerpo, poniendo atención a cada dolorcito, nos paralizaríamos.

Pero es necesario sentir las alarmas (son parte de nuestro equipo de supervivencia como especie), conocerlas y reaccionar en consecuencia; en general nos conviene saber lo que nos sirve y lo que nos hace daño. Es útil entonces aquí poner en práctica nuestra inteligencia.

feldenkrais-2

Continuar leyendo “Aprender a moverse con mayor satisfacción y eficacia”

Feldenkrais y el dolor

dolor-en-articulaciones

FELDENKRAIS Y EL DOLOR (I Parte)

Christa Lutter

Traducción desde el francés: Patricia Bustos Roa

Les  hablaré  de este  tema, el dolor, principalmente por dos razones:
La primera es que tengo el conocimiento del Método Feldenkrais por mi propio dolor crónico.
La segunda: la gente que viene a verme, por  lo general para las sesiones individuales, acuden casi exclusivamente por sus dolores. Pero también quienes llegan a las clases  grupales, a menudo vienen porque sufren dolor.

Continuar leyendo “Feldenkrais y el dolor”

Cefaleas Tensionales

cefaleas-fsf-718x400

El término cefalea, en un sentido general, se refiere al dolor de cabeza, siendo éste un síntoma muy frecuente y que puede ser la alarma de otro trastorno originado por múltiples causas. En este caso, el dolor corresponde a una cefalea secundaria, siendo la cefalea primaria la que corresponde a la migraña y a la cefalea tensional.

Hablaré hoy aquí  sobre cómo tratar una de las dolencias más frecuentes: la cefalea tensional, dado que es posible, la mayoría de las veces, diagnosticar y tratar este tipo de cefalea mediante la mirada somática, es decir, desde el autoconocimiento que tenemos de nuestro cuerpo y de nuestra propia calidad de vida.

Continuar leyendo “Cefaleas Tensionales”

Trabajar sentad@s

bad-posture-urgent-care

Nuestra forma de vivir implica permanecer mucho tiempo sentados, la mayor parte del  día estamos en esta posición. Vamos de la mesa al auto, luego a la oficina y volvemos a descansar  yendo de una silla al sofá.

El hecho de estar sentad@ en mala posición durante  largos períodos, implica un estrés muy grande para la  musculatura de la espalda, el cuello y los hombros; de aquí se sigue el hecho de que la mayoría  de las personas que trabajan sentadas se quejen frecuentemente de dolores y rigideces en esas zonas del cuerpo. El problema se agrava cuando se piensa que esas molestias son “naturales”, atribuyéndolas a condiciones que supuestamente serían propias del trabajo mismo.

Continuar leyendo “Trabajar sentad@s”